Ingenio Tala se convierte en el segundo ingenio certificado por Bonsucro en México.

19th July 2019

Map of Tala mill in ArgentinaLa caña de azúcar es un cultivo importante en México. Tiene una historia de cultivos que se remonta a varios siglos, y hoy en día contribuye aproximadamente con $ 2.59 mil millones a la economía nacional. Según algunas estimaciones, el sector genera 930,000 empleos directos y 2.2 millones de empleos indirectos en 15 estados y 227 municipios. Sin embargo, no todo es fácil para la industria mexicana de la caña de azúcar, con riego deficiente y precipitaciones poco confiables, ineficiencias en la producción, quema de caña y contaminación del aire, solo algunos de sus desafíos de sostenibilidad.

Por eso es fundamental garantizar la sostenibilidad de la producción de caña de azúcar en el país. Es muy alentador que 2019 haya visto cómo la certificación Bonsucro llega a México por primera vez, y ahora por segunda vez. Ingenio Tala, ubicada en el Estado de Jalisco, se convirtió en el segundo ingenio mexicano en obtener la certificación de los Estándares de Producción y Cadena de Custodia de Bonsucro. El ingenio se encuentra a las afueras de la ciudad de Guadalajara y es parte de Grupo Azucarero México (GAM).

Demostrando producción responsable

De acuerdo con Juan Cortina Gallardo, Director General de Grupo Azucarero México, el Ingenio Tala consideró la certificación Bonsucro como una forma de posicionar a la empresa en el mercado al tiempo que demuestra la sostenibilidad de sus operaciones: “Con la certificación Bonsucro estamos posicionando como una empresa global que tiene la capacidad de generar rentabilidad, con una visión empresarial que garantiza la reducción de los impactos ambientales y sociales que pueden surgir de la actividad de producción de caña de azúcar ”.  El señor Cortina cree que lograr la certificación beneficiará las relaciones con sus clientes: “Con la certificación Bonsucro, podemos demostrar a nuestros clientes que la caña de azúcar con la que elaboramos nuestra azúcar cumple con los Estándares de Bonsucro”.

Implementando Cambios

El Estándar de Producción de Bonsucro aborda la sostenibilidad social, ambiental y económica. Para obtener la certificación, un ingenio debe cumplir con todos los indicadores fundamentales (como cero trabajo infantil y cero trabajo forzoso) y el 80% de los indicadores en general.

Según el Ingenio Tala, algunas de sus operaciones ya estaban en línea con los requisitos del Estándar, pero otras necesitaban algo de trabajo. “Durante el proceso de certificación pudimos identificar áreas de oportunidad, como documentar y estandarizar acciones que ya se estaban llevando a cabo, como todo lo relacionado con la investigación y el desarrollo, un mayor compromiso con el trabajo en el campo e identificación de aspectos ambientales, sociales e impactos laborales .”, dice Rocío Piedra Avilés, Gerente de Sostenibilidad.

Otras áreas necesitaban más trabajo: “Hemos mejorado nuestras mejores prácticas agrícolas y nuestro procesamiento, como es el caso para garantizar que los agroquímicos que se utilizan en el campo estén autorizados por la legislación mexicana y los convenios de Estocolmo, Rotterdam y Montreal”, dice Carlos Vergara Ocariz, Director de Campo, en GAM. “De acuerdo con el Estándar Bonsucro, también hemos disminuido el uso de agroquímicos, y el uso de agua para riego se ha vuelto más eficiente, al tiempo que aumenta la eficiencia en el proceso de procesamiento de la caña en azúcar”.

Se ha implementado un plan de manejo ambiental tanto en el campo como en el ingenio con el objetivo de identificar el impacto de sus actividades, y el ingenio ha implementado planes para mitigar los impactos negativos de la producción y el procesamiento. Un aprendizaje clave fue “estandarizar y documentar las actividades que se llevan a cabo en el campo”, dice Rocío Piedra Avilés, “así como la concientización de los productores de caña sobre cómo pueden contribuir a minimizar los impactos negativos al llevar a cabo las actividades de sus trabajos”.

Aprovechando el apoyo

Muchos ingenios que buscan obtener la certificación Bonsucro colaboran con otras organizaciones para apoyar el proceso. PepsiCo, como uno de los clientes de Ingenio Tala, brindó un importante apoyo al ingenio junto con otras organizaciones. “PepsiCo es uno de nuestros principales clientes y el que apoyó al ingenio para lograr esta certificación, junto con la consultoría de Peterson y Proforest”, dice José Alejandro Guevara Alba, Responsable de Operaciones. “Apreciamos profundamente su apoyo”. Tanto PepsiCo como Proforest son miembros de Bonsucro.

Natasha Schwarzbach, Commodities Sustentables en PepsiCo comentó: “Apreciamos el compromiso de nuestro proveedor GAM con la caña de azúcar sostenible en México y los felicitamos por lograr la certificación Bonsucro”.

José destaca la importancia del apoyo de los empleados. “Este logro no hubiera ocurrido sin el compromiso y la participación de todos y cada uno de nuestros socios a lo largo de la cadena de valor, desde los trabajadores en el campo hasta los que transforman la caña en azúcar. La compañía está profundamente agradecida “.

¿Quiere saber más?

  • Contacta con Bonsucro

Bonsucro & Renovabio: Exploring synergies and advancing GHG reduction in Brazil

Project partners: Earth innovation Institute and Agroicone
Project length: 12 months Budget: $22,347,79
Supporting the Sustainable Development Goals:

RenovaBio is a Brazilian biofuel policy designed to decrease Brazil’s greenhouse gas emissions by 10% by 2029 [compared to 2018], in line with the Paris Agreement on climate change. It aims to do this by incentivising fuel distributors to blend more biofuels into their products. RenovaBio has established a certification scheme for biofuel, towards which Brazilian sugarcane mills are working, that will enable them to trade decarbonisation credits on the Brazilian stock exchange.

Bonsucro continuously seeks to grow awareness and adoption of its standard. In Brazil, this can be achieved by aligning its framework with RenovaBio to optimise costs and time for mills. In 2019, Bonsucro received a grant of US $22,000 from the Earth Innovation Institute to provide a common understanding of how RenovaBio works and how other regions might benefit from this approach.

Bonsucro addressed the topic at Bonsucro Global Week in Bangkok in March 2019, and through three stakeholder forums in Brazil. The Bonsucro team also commissioned a technical comparison study, which enabled the organisation to understand how best to align with RenovaBio’s requirements.

The study has been shared with key stakeholders in Brazil and the project is now complete. Bonsucro is working to incorporate the study’s findings and recommendations through its ongoing Production Standard Revision process.

By aligning opportunities of optimisation, joint work and integration with the Brazilian Government and reflecting it in the Bonsucro Standard, Bonsucro can help to ensure that more producers adopt sustainability standards like Bonsucro.